Cantos vaqueros convertidos en arte.

Los cantos vaqueros representarán los valores culturales e identitarios de Cauto Cristo en la celebración provincial de Granma, por el Día de la cultura cubana, en la cual, las voces de los niños pertenecientes a este grupo portador, simularán los ecos escuchados durante las recogidas de las reses en los campos del llano territorio.Los tonos de las canturías dependen del lugar que ocupa el arriero y del objetivo propuesto en la conducción del ganado vacuno, por lo cual, unos pueden ser fuertes y llamar al animal por el nombre, mientras otros son más débiles para buscar cercanía con el animal.

Los cantos sirven de entretenimiento a los vaqueros y a las vacas en el proceso de ordeño, estas últimas tienen un mecanismo que le permite reservar una parte de la leche para consumo de los terneros, sin embargo, se ha comprobado la efectividad del método musical en la obtención de mayores rendimientos del alimento, sin afectar la nutrición de los recién nacidos.

El empleo de la alternativa cantoral más allá de lograr la obediencia de los animales y formar parte del desarrollo agropecuario en las sabanas del Cauto, permite a las reses identificar a sus dueños por el estilo característico de su llamado, así fueron los cantos una herramienta de trabajo de los mismos.

DE LOS POTREROS ALA CULTURA

El grupo infantil promotor de estas tradiciones culturales está compuesto de cinco miembros y tutorado por otros profesionales de igual número, con el objetivo de potenciar el conocimiento de las costumbres ganaderas en el municipio.

El proyecto cultural de manifestación única, posee un alto reconocimiento por la interpretación artística devenida en el Nengón, expresión danzaría que asimila gestos corporales en acción representativa de la vida diaria de los ganaderos, donde el rodeo y el robo de las muchachas por los jinetes, muestran la cubanía en los espectáculos.

El tradicional baile de Cauto Cristo presenta a través de la propia danza, las manifestaciones de la faena en sus movimientos coreográficos, improvisaciones de enlaces de las novillas, toreo de la vaca y recorridos propios del vaquero, llevando implícito formas originales desarrolladas en la cultura mexicana.

El estilo auténtico de los nengoneros granmenses asemeja a los guateques que hacían los hacendados de esta parte oriental, luego de recorrer muchos kilómetros en el pastoreo de las reses, por la facilidad de desplazamientos con los botines y el pronto aprendizaje de los movimientos.

El Nengón apuesta en Baracoa por vincularse simbólicamente a las tareas laborales como es la recolección de café con los pies a paso lento, a diferencia de las características rítmicas del territorio cautense, que suelen ser más movidas y de giros más apresurados, propios de la actividad ganadera.

ORÍGENES DE LAS TRADICIONES GANADERAS EN CAUTO CRISTO

Los finales del siglo XIX y principios del siglo XX marcaron el camino de las fiestas campesinas de los ganaderos de este municipio en las celebraciones de finales de años con el llamado “bautizo del tarro”, consistente en la elección de un torete blanco desde enero para sacrificarlo en honor a la buena suerte del hacendado.

El ritual estaba acompañado de señales en las cabezas de reces y la exposición organizada de los tarros en dirección de los cuatro puntos cardinales de la hacienda en virtud de la protección, actividad realizada por amos españoles o negros emigrantes de Haití utilizando elementos del Vudú.

El consejo popular de Papi Lastre, antigua hacienda Vega Bellaca, que contaba con una extensión de más de23 hectáreas, sirvió de sede de los inicios del actual grupo tradicional, distinguido por las costumbres festivas realizadas en las cercanías del río Cauto, donde nació la poetisa María Luisa Milanés.

ESTUDIOS SOBRE LOS CANTOS

Jorge Ramírez Rojas, investigador de los temas relacionados a la cultura comunitaria recoge varias clasificaciones de estos cantos, como son el Canto del camino, reconocido como el llamado a la celeridad del ganado, Cantos de corral para organizarlo en la marcha, Cantos de ordeño, estimulante, el Canto arriero y el Silbado utilizados en el pastoreo o traslado de las reses.

Las entonaciones melódicas empleadas en Cauto Cristo son parecidas a los gritos violentos en las praderas norteamericanas y la del gaucho argentino, donde el arriero hace uso de guitarras y bandolinas.

Los resultados obtenidos de los cantos vaqueros hasta el momento, evidencian la importancia de los cantos vaqueros en el rescate de la identidad cultural del municipio y se asocian en las escenas montadas, con una bebida compuesta por güira y queso, muy usuales en los guateques donde se cantaban estas melodías al reunirse los vaqueros.

1 comentario

  1. I simply want to say I’m newbie to blogging and really liked this blog site. Very likely I’m likely to bookmark your website . You absolutely have perfect writings. Cheers for sharing your web-site.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.