Una posibilidad que cambió mi vida.

Esta mujer podrá arribar a su medio siglo de vida con la misma sonrisa que hoy muestran sus labios. El disfrute de una nueva vivienda, en la localidad de Babiney, perteneciente al municipio de Cauto Cristo, se debe al programa de mejoramiento del fondo habitacional cubano, a través de los subsidios otorgados por el gobierno a personas de bajos ingresos económicos.

Doralis Cabrales Milanés vive sola y padece Hipertensión Arterial (presión alta), Diabetes Mellitus complicada (grado elevado de azúcar en la sangre) y Soriasis crónica generalizada consistente en lesiones severas en la piel, causados principalmente por el estrés.

La beneficiada y ama de casa, refiere la satisfacción de contar con una nueva morada, pues no devenga salario y las condiciones anteriores del inmueble no eran comparables a la actual:

“La vivienda anterior era de madera, pencas y sin piso. Soy alérgica y las filtraciones, además del agua proveniente de la calle cuando llovía me provocaban crisis constantemente. Mi salud se afectaba y no tenía las posibilidades para mudarme ni hacer un cuarto.

En una ocasión me visitó el trabajador social y me explicó que yo podía acogerme a la nueva resolución que aprueba la entrega de un presupuesto bancario para la construcción de viviendas a los pobladores más necesitados. No pensé que después de la solicitud, yo pudiera habitar tan rápido en mi hogar con mejores condiciones de vida.

Estoy contenta, los 21 mil pesos que me aprobaron, alcanzaron para acondicionar la casa, que incluye dos habitaciones, cocina, comedor, baños, terraza y portal, además de la mano de obra”.

UNA VOLUNTAD QUE SE AGRADECE

“Mi agradecimiento a los dirigentes que apoyaron el desarrollo de este programa de recuperación de viviendas. Los problemas de salud a veces llegan por las preocupaciones, una de las causas de mi estrés era por las condiciones en que viví y aunque falta concluir con las persianas y el repello, puedo dormir tranquila. Con sinceridad expresó: esta posibilidad cambió mi vida”.

Este es solo un ejemplo de las variadas vías con que cuenta el estado cubano para proteger los sectores más vulnerables. Otras viviendas se construyen en este mismo territorio, otorgados por centros de trabajos, proyectos, empresas, en fin, porla Revolución.

Dayami Oliva Vázquez, directora dela Unidad MunicipalInversionista dela Vivienda(UMIV) en Cauto Cristo, afirmó que se han aprobado hasta el momento 169 solicitudes para la realización de edificaciones en el municipio, gran parte de la totalidad.

Según señala la especialista, el mayor porcentaje de documentación aceptada, por valor de 80 mil pesos, relacionadas al concepto de células básicas (construcción general de la vivienda), mientras las conservaciones mayores ocupan un lugar secundario y en menor medida se comporta la certificación dedicada a hogares de necesidades menores.

El inicio, reparación y rehabilitación del fondo habitacional puesto en vigor desde el 15 de enero de este año, cumple con las medidas aprobadas en el Sexto Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC), específicamente en el lineamiento 299, donde la máxima dirección establece la entrega de recursos a los más necesitados, sin exceder los límites.

Las familias con entradas económicas más desfavorables, los casos sociales críticos y los que habitan en condiciones vulnerables son los que principalmente han recibido la ayuda.

INVERSIONES SIN PRECEDENTES

Ariel Fonseca Quesada, director provincial del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en Granma dijo a Radio Bayamo Digital, que el estado invierte unos 17 millones de pesos al año, en materia de atención a familias con necesidades especiales por los bajos ingresos y la imposibilidad de incorporarse al sistema laboral, solo en la provincia.

Más de seis mil 800 núcleos reciben por alguna vía el apoyo estatal, que está distribuido en niños bajo peso, encamados, pacientes de Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH), con alimentos, medicina y otros servicios de primera necesidad.

Los aportes del Instituto Nacional de Asistencia Social (INASS), adscrito al Ministerio de Trabajo, de conjunto con este último, suman unos 51 millones de pesos anuales para favorecer estos grupos, incluyendo otros de igual importancia.

UN APOYO LEGAL

La Ley105 de Seguridad Social, aprobada el 27 de diciembre de 2008, en sesión dela Asamblea Nacionaldel Poder Popular, establece la garantía de una protección adecuada a los trabajadores en casos de limitantes para su desempeño laboral, en tanto , favorece a las personas sin ingresos salariales, ni posibilidad de ayuda por parte de los familiares más cercanos.

De una u otra manera esta ley regula en sus disposiciones la voluntad de contribuir a la formación de una sociedad más justa y equitativa. Amparados bajo este estatuto, todos los cubanos alcanzan el derecho a una vida con igualdad de condiciones.

El esfuerzo del estado cubano logra en muchos lugares, por recónditos que sean, cambiar las condiciones y las vidas de sus habitantes, como bien describe Doralis o Doris, su seudónimo más usual.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.